Las causas tecnológicas del “Cristinazo”

Las políticas de inclusión digital del Gobierno no pasaron desapercibidas en el análisis postelectoral del domingo. ¿Cuáles fueron las más importantes para la reelección de la Presidenta?

Los programas de inclusión digital del Gobierno nacional junto a otras iniciativas, como la feria Tecnópolis y políticas sectoriales para la industria de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), fueron una de las causas del triunfo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en las elecciones nacionales del 23 de octubre pasado, donde obtuvo casi el 54% de los votos válidos.

Así coincidieron en juzgarlo ante PuntoGov uno de los funcionarios del Poder Ejecutivo con mayor actividad en Internet, un empresario del sector del software, dos analistas de opinión pública y la fundadora y directora de una agencia de comunicación digital.

¿Cuál fue la influencia de estas iniciativas tecnológicas en la victoria de la Jefa de Estado? Para Sebastián Lorenzo, director de la Escuela Nacional de Gobierno en la Jefatura de Gabinete de Ministros, “es notorio que las políticas públicas de inclusión digital fueron muy importantes en la valoración que mucha gente hizo sobre nuestra candidata. En términos directos la ciudadanía se ve muy beneficiada por programas como la TV Digital o el Programa Conectar Igualdad y también existen beneficios colaterales como los miles de puestos de trabajo que se generan en todo el país con industrias tecnológicas y culturales que brindan soporte a esos programas”.

En cierta manera, Carlos Pallotti, presidente de la Fundación Clementina, comparte la visión de Lorenzo: “Muchas políticas fueron importantes, especialmente para darle visibilidad al tema. No todas tuvieron el impacto efectivo esperado, o aún están en proceso de implementación, pero sin dudas el mismo hecho de haberlas impulsado, generó positivas expectativas”.

Mariel Fornoni, directora de Management & Fit, la consultora cuyas pronósticos previos a los comicios estuvieron más cerca de las cifras finales de las elecciones, se muestra más cautelosa a la hora de medir la influencia. Esas políticas “fueron complementarias, es muy difícil de mesurar porque además esa medida también es muy diferente para el estrato socioeconómico del que hablemos”.

Paula Carri, fundadora y CEO de la agencia de comunicación y análisis en Internet The Real Time, considera que la influencia “fue importante. Fueron decisivas en tanto parte de un todo que está dando respuestas a las necesidades de la población argentina, sin perder de vista la importancia de estar insertos en los avances tecnológicos y en participar de igual a igual entre las naciones productoras de innovaciones tecnológicas”. Puesta a mensurar esa influencia, le asigna “un 8, pero como parte de muchas políticas que articuladas, llevan a este gobierno a dar respuestas integrales en pos de un modelo de país”.

CFK en las redes sociales

Nora D´Alessio es vicepresidente de la consultora D´Alessio IROL, que realiza investigaciones de mercado. Desde el lado de los encuestadores y analistas de opinión pública, aporta otro análisis, vinculado a la presencia de Fernández de Kirchner en los espacios de Internet.

“Según los resultados de nuestras investigaciones, la Argentina cuenta hoy con 19 millones de personas que se conectan con las redes sociales”. La presencia de la Presidenta en estos medios contribuyó, según D’Alessio, a “aportarle cercanía y modernidad. Fue muy bien apreciado el lenguaje coloquial que hace sentir a cada seguidor que le está hablando desde lo cotidiano. Se sale de la tradicional pauta oficial”.

La analista también destaca que la mandataria “se constituyó en un articulador excelente para la inclusión del sector, que estaba apartado de la política, los jóvenes”. Para D’Alessio, lo que transmite la Presidenta “se constituye en el punto de partida de debate y retroalimentación de sus seguidores. Las menciones de sus comentarios tienen una circulación mensurable, como ‘trend topic’, que la ubica desde un posicionamiento muy destacado y diferenciado, en paralelo a la campaña publicitaria”.

Netbooks, televisión digital y votos

Las tres principales iniciativas de inclusión digital de la gestión de Fernández de Kirchner, refrendada por más de la mitad de los votantes el domingo pasado, son el Programa Conectar Igualdad, el Plan Argentina Conectada y la Televisión Digital Abierta (TDA). “No tengo datos, creo que desde lo mediático y de la inserción en la opinión pública la entrega de netbooks fue lo de mayor impacto”, admite Fornoni.

Lorenzo privilegia en su evaluación electoral a la TDA y la transformación educativa a través de la entrega de netbooks y servidores en las escuelas secundarias públicas. “Argentina Conectada es un hermoso proyecto que está en una fase de evolución anterior a los otros dos y, por lo tanto, es menos visible”, reconoce.

“Sin dudas Conectar Igualdad”, afirma Pallotti, quien pone un ejemplo concreto: “Días pasados, vi en una ciudad de provincia a un niño sentado en un umbral, con su netbook abierta usándola. Es un cambio trascendental, que está generado una transformación social importante”.

En cambio, el empresario observa que en el caso de la TDA “la sociedad no lo percibe como una mejora de inclusión digital, sino de acceso a un servicio público que en general ya tenía, solo que con mayor calidad. Y Argentina Conectada aún no tuvo el tiempo de que sea percibida por la sociedad”.

Al igual que Pallotti, Carri evalúa que Conectar Igualdad “es un hito en lo que se refiere a incluir a la población en la conectividad y en garantizar el acceso digital. Además, al estar enfocado a los menores, garantiza de algún modo la inmersión en el conocimiento informático. Sin duda, cambia el perfil de la educación argentina para mejor. Y sobre todo, cuando el gobierno articula el plan con otras iniciativas, como las aquí mencionadas”.

Tecnópolis

Por fuera de esos tres programas, Tecnópolis también aportó al triunfo de la Presidenta, más que otras iniciativas como la producción de bienes informáticos y electrónicos en Tierra del Fuego o la extensión de la ley de promoción del software.

“Todas fueron complementarias y de distinto impacto en distintos segmentos, la más masiva y que abarca una masividad mas importante fue Tecnopolis”, remarca la analista de Management & Fit.

“La muestra fue muy enriquecedora a nivel social. Sacó la informática a la calle, desacartonando la disciplina e insertándola en el plano social. Mostró además la transversalidad de la informática y de la tecnología en la vida diaria, en diferentes tipos de proyectos: exhibir la cápsula de los mineros (chilenos), por ejemplo”, analiza Carri.

“Hay acciones como la promoción en Tierra del Fuego, la ley de software o la agenda digital, que solo son percibidas por los involucrados de manera directa, y no por la sociedad”, repara Pallotti. “De todas maneras que se lleven adelante acciones ligadas a la promoción de actividades productivas con algún nivel de avance tecnológico, siempre generan una aceptación por los votantes”, admite el empresario del software.

Para el presidente de la Fundación Clementina, “Tecnópolis es un hito que mueve mucha gente y lógicamente genera una sensación de optimismo entre los asistentes”.

Sin embargo, Pallotti resalta como “la acción mas relevante la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología y el destaque que se dio al sistema científico y productivo tecnológico, porque la sociedad lo comprendió como un paso necesario para entrar en el nuevo siglo ligado al conocimiento”.

Lorenzo ofrece desde el propio Gobierno otra visión, más integral y engarzada con el resto de la gestión de la Presidenta: “Cristina Fernández representa un proyecto con objetivos superiores que responde a las tres banderas históricas del Partido Justicialista, es decir: un país justo, libre y soberano. En ese marco no pueden existir políticas públicas aisladas en ningún sentido. Todos esos programas mencionados no serían exitosos sin, por ejemplo, una política de desendeudamiento a nivel internacional, sin un plan de documentación e inclusión escolar, sin la asignación universal por hijo, sin el fortalecimiento en la partida presupuestaria destinada a la educación o a la ciencia. Los argentinos votaron todo eso en conjunto, es decir, un proyecto de país que va por mayor inclusión y mejores derechos que abarcan, por supuesto, el acceso de los ciudadanos a las nuevas tecnologías”.

Carri agrega que “en general se están articulando acciones para adecuar las leyes a esta sociedad informatizada y de, por otra parte, garantizar el derecho a la libertad de expresión, a la privacidad y otros no menos importantes. Para ello -advierte- el diálogo y la reflexión debe contar con las voces del Estado, los actores sociales y las compañías y ONG del sector”.

Por César Dergarabedian

Fuente: puntogov.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s