El rol del chavismo en las primarias opositoras de Venezuela

Juan Paullier

BBC Mundo, Caracas

Todos los ojos en Venezuela están puestos en la oposición que este domingo realizará unas inéditas elecciones primarias para determinar al rival del presidente Hugo Chávez en las presidenciales de octubre.Pero en un escenario donde los políticos opositores reciben más cobertura que de costumbre en los medios, ¿qué rol juega el chavismo?

¿Tienen algún papel en este proceso? ¿Inciden en algún aspecto?

Son preguntas que no pocos se hacen por estos días.

El gobierno, sus principales figuras y medios de comunicación estatales en líneas generales, han menospreciado el evento, de acuerdo a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), el bloque que aglutina a varios partidos de oposición y organizará los comicios.

Hasta hace pocas semanas desde algunos sectores afines al gobierno se ponía en duda la propia realización de los comicios.

Cuestionaron meses atrás que los precandidatos hicieran debates de guante blanco e hicieron hincapié luego que no había tal unidad pues uno de los participantes de la interna no firmó un documento con los lineamientos para un programa de gobierno de unidad.

Chávez, fiel a su estilo, dijo la semana pasada en referencia a los precandidatos: “Estos premajunches, estos prefrijolitos, no tiene que decir. Andan en un show. Lo que hacen es que un grupo de tecnócratas hablan por ellos”.

Y agregó: “Estos los candidatos retrógrados, los candidatos de los yanquis, le vamos a dar una paliza el 7 de octubre”, fecha de la elección presidencial.

El presidente dijo que la daba “lo mismo” quién fuera su rival, pues estaban siguiendo órdenes de Estados Unidos para que seleccionaran a un solo candidato.

¿Qué hará el gobierno?

Hasta el momento el gobierno ha colaborado en la organización del evento.

La logística técnica está en manos del Consejo Nacional Electoral (CNE), el Plan República, un operativo militar contemplado en la Constitución para resguardar una elección nacional, será activado y las autoridades autorizaron la suspensión de clases en los centros donde se vote.

Sin embargo, algunas actitudes de funcionarios del oficialismo generaron las críticas del secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo.

“El gobierno tiene miedo y como tiene miedo quiere asustar (…) Se pretende transmitir a través de la noticia o de las redes sociales una especie de amenaza velada. Lo que consiguen es demostrar su miedo”.

“Que los empleados públicos no vayan a votar eso es embuste –agregó Aveledo–. La prohibición a los miembros de PSUV evidencia el temor de que vayan a votar”.

Uno de los grandes temas de interés de la primaria sera la cantidad de votantes que logre reunir la oposición.

Los cálculos varían y se ubican entre uno y dos millones de votos, es decir, entre el 5% y el 10% del padrón electoral.

“Sea cual sea el resultado, el gobierno lo va a desconocer, buscará minimizar el impacto de la oposición”, le dice a BBC Mundo el director de la firma de opinión pública Datanálisis, Luis Vicente León.

Pocos dudan de que el lunes salgan los principales referentes del chavismo a cuestionar el acto y la cantidad de votantes. Pero más allá de algunos temores, pocos piensan que el chavismo tendrá un rol activo el domingo.

A no “entrometerse”

Desde el propio partido de gobierno se desalentó a que esto ocurra.

Ningún militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) “tiene instrucción de entrometerse en un proceso que le corresponde a la Mesa de la Unidad Democrática. Que hagan su proceso”, dijo esta semana Rodrigo Cabezas, miembro de la dirección nacional del PSUV.

Cabezas descartó que hayan recibido instrucciones de votar en los comicios opositores.

“Los más interesados en que ese proceso se desarrolle de manera normal, pacífica y cívicamente somos nosotros”, agregó.

En las calles de Caracas, gente que se autodefine chavista, no muestra mucho interés por lo que pueda suceder el domingo.

“Que ellos voten, nosotros tenemos al mejor para octubre, al comandante. No importa a quién elijan”, le dice a BBC Mundo Víctor, un vendedor ambulante que trabaja en el centro de la capital venezolana.

“El gobierno –dice León– no pudo mover más de 800.000 personas para sus primarias, no van a mover para la oposición. El gobierno no va a perder el tiempo en eso”.

“No tiene ningún rol más que mandar gente a filmar para amedrentar”, señala en referencia a los supuestos temores que tendrían funcionarios públicos de mostrarse votando en una primaria opositora.

Para Nicmer Evans, profesor de Teoría Política de la Universidad Central de Venezuela, el chavismo no tiene ningún papel en estos comicios aunque opina que “ha tratado de develar algunas cosas de la oposición que se han mantenido en secreto. Ha servido de contralor al mostrar las carencias discursivas y propositivas de los precandidatos”.

Evans tampoco cree que se pueda movilizar el votante chavista el domingo. “Eso –asegura– es desconocer el valor de la gente militante, se molestarían si vieran que los quieren manipular para votar por tal o cual candidato”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s