‘Robin Hood’ español dice que saqueos continuarán

Foto: Cristina Quicler/AFP

El legislador de Izquierda Unida reta al gobierno de Mariano Rajoy al afirmar que seguirá con la “expropiación alimentaria” a supermercados para apoyar a familias de bajos recursos.

por milenio.com

Madrid • El diputado español de Izquierda Unida (tercera fuerza política del país) Juan Manuel Sánchez Gordillo, conocido ya como el “Robin Hood español”, aseguró que los saqueos a supermercados realizados el martes en Andalucía, o lo que él llama “expropiación alimentaria”, fue una acción necesaria porque tenía como destino a los pobres. De hecho, adelantó que volverá a repetirse, “porque alguien tiene que hacer algo para que haya familias que puedan comer todos los días”.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ordenó la detención de todos los participantes en los asaltos. “He dado orden a la policía y la Guardia Civil de que detenga a los autores de esas acciones y los pongan a disposición judicial”, afirmó.

Añadió que se puso en contacto con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, “para que comunique a la Fiscalía general del Estado y ésta actúe como proceda a derecho en relación con estas actuaciones y con quienes están incitando a realizarlas”.

Jornaleros del SAT (Sindicato Andaluz de Trabajadores), dirigidos por Sánchez Gordillo, saquearon dos supermercados —Mercadona y Carrefour— en Écija y en Cádiz (Andalucía) el martes, para entregar los productos “a los que más necesitan”.

El “Robin Hood español” se defendió respecto a la orden de arresto y aprovechó para llamar a Fernández Díaz “franquista de tomo y lomo”. “No me van a frenar, estaré orgulloso de ir a la cárcel cuantas veces sea necesario por este tema, cuantas más veces me detengan más rebelde voy a ser y más rabia me va a dar”, retó Sánchez Gordillo.

Además, calificó la actitud del gobierno de Mariano Rajoy como “terrorismo de Estado” y se preguntó por qué no se detiene al presidente del Banco Santander, Emilio Botín, que, según dijo, tiene “miles de millones” en paraísos fiscales; ni tampoco “a los corruptos del Partido Popular (PP) y del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) o a los dirigentes políticos que dan dinero a los bancos en detrimento de los fondos para los pobres”.

En tanto, Izquierda Unida (IU) confirmó que no sancionará a Sánchez Gordillo, mientras que éste insistió en que su actuación fue una medida “necesaria” para dar “un toque de atención” a lo que “realmente está pasando en Andalucía”.

Sánchez Gordillo reiteró que en Andalucía, “35 por ciento de las familias de las grandes ciudades está por debajo del umbral de la pobreza, hay un millón 250 mil parados, tres millones de pobres y más de 200 mil familias con todos sus miembros desempleados y sin cobrar ningún tipo de percepción”.

El legislador de IU, quien es también alcalde del pueblo sevillano de Marinaleda, subrayó que los alimentos que él y un grupo del SAT “se llevaron prestados” tienen muy poco costo.

“Aunque finalmente han tenido el mejor de los destinos, se repartieron a bancos de alimentos que atraviesan una situación muy complicada porque los ayuntamientos y la Cruz Roja ya no pueden mandarles comida”, declaró.

Tras defender la necesidad de que en España se apruebe una ley de Renta Básica para que las familias sin recursos cobren “al menos 500 o 600 euros al mes”, aseguró que las familias van a empezar a movilizarse porque “si sus hijos pasan hambre, pueden hacer cualquier cosa”.

“El polvorín de la desigualdad está encendido y alguien le puede meter mecha, en cualquier momento, por cualquier circunstancia”, señaló y anticipó que saqueos a supermercados, incluyendo ocupaciones de bancos y tierras, seguirán realizándose por parte del SAT, “para llamar la atención sobre el hecho de que hace falta que la crisis no la paguen siempre los mismos”.

Gaspar Llamazares, ex líder nacional de IU y uno de los líderes morales del partido, justificó la acción del legislador porque se trata de una “situación dramática”.

En tanto, el secretario de Relaciones Internacionales del PSOE, Antonio Hernando, calificó el hecho de “una barbaridad”. En el PP, su vocero adjunto en el Congreso, Rafael Hernando, lamentó la acción de Sánchez Gordillo y dijo que “no representa a la clase política española”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s